Sarna o escabiosis…¡todo lo que debes saber!

¿Qué es la escabiosis?

La escabiosis es una afección de la piel causada por un parasito llamado sarcoptes scabiei var. hominis quien vive y se reproduce en la capa más superficial de la piel (epidermis).

¿Cómo se transmite?

Este parásito no es capaz de sobrevivir fuera de nuestra piel por lo que su transmisión se da a través del contacto directo y estrecho piel con piel. La transmisión por fómites (ropa, toallas, sabanas, asientos, esponjas entre otros) es controvertida, pero en formas más severas (usualmente en personas con defensas bajas o en condiciones de hacinamiento) donde hay un gran número de parásitos y huevos podría suceder.

¿Cómo se si me he contagiado de escabiosis?

El síntoma principal de la escabiosis es la rasquiña (prurito) generalizada de predominio nocturno, en niños más pequeños el prurito puede no estar presente. Las lesiones en piel se caracterizan por bultitos rojos pequeños que aparecen clásicamente en las manos, en los espacios entre los dedos, las muñecas, axilas, cara interna de las ingles, genitales y en mujeres es común que se presente en las areolas mamarias. Se puede presentar también con bultos marrones muy pruriginosos, lesiones en el cuero cabelludo, o en forma de pequeñas ampollas en las mismas localizaciones.

¿Cómo se trata?

Existen varios tipos de tratamientos para erradicar el parásito causal de la escabiosis, dependiendo de la edad del paciente se prescribirá uno u otro tipo de tratamiento. Los tratamientos tópicos como la permetrina, la vaselina azufrada o el benzoato de benzoilo son algunos de ellos.

En el caso de que os prescriba alguno de estos, tener en cuenta:

  • Deben aplicarse en todo el cuerpo desde el cuello hasta los pies, incluyendo el espacio entre los dedos de manos y pies, axilas y la zona detrás de las orejas,
  • Dejarse actuar por al menos 8 horas y enjuagar (recomendamos su aplicación en la noche antes de ir a dormir y duchar en la mañana),
  • Repetir su aplicación a los 7 o 14 días después de la primera aplicación según indique vuestro dermatólogo.

Otro medicamento efectivo y de administración oral es la ivermectina, sin embargo en la actualidad se utiliza en carácter de uso compasivo ya que no se encuentra aprobado por las autoridades sanitarias para su uso en España. Se ha utilizado con éxito y con un perfil de seguridad alto en otros países de la unión Europea y América.

Recuerda nunca auto medicarte, estos tratamientos deben ser administrados siempre bajo prescripción y supervisión de vuestro dermatólogo.  

¿Por qué dos aplicaciones?

La mayoría de medicamentos que se utilizan para el tratamiento de la escabiosis no son capaces de eliminar sus huevos, por lo que pueden aparecer nuevos parásitos después de la primera aplicación del tratamiento y es necesario repetirlo a los 7 o 14 días según os indique vuestro dermatólogo.

¿Qué otras medidas debo tomar?

Dado que su transmisión es por contacto directo piel con piel deben tratarse todos los miembros de la familia que han estado en contacto estrecho con la persona afectada y convivientes.

Si bien la transmisión por fómites es controversial hace parte fundamental de tratamiento la descontaminación de la ropa, colchones, sábanas, muebles asientos del coche.

  • Es recomendable aspirar muy bien todos los muebles incluyendo asientos del coche y aplicar un acaricida.
  • Lavar la ropa a temperaturas altas de más de 50º o si no puede hacerlo guardar toda la ropa, incluida ropa de cama con la que ha estado en contacto previo al tratamiento, en una bolsa de basura grande bien sellada por al menos 72 horas.

Las anteriores medidas deben realizarse la mañana siguiente a la aplicación del tratamiento.

¿Es necesario aislamiento?

Es importante una vez confirmado el diagnóstico y mientras se hace el tratamiento evitar contacto con el mayor número de personas posibles, no asistir al colegio,  al trabajo o sitios muy concurridos hasta pasadas 24 horas de la primera aplicación del tratamiento.

¿Me puedo volver a contagiar? ¿Qué hacer en caso de recurrencia?

Si, es posible si no se realizó bien el tratamiento y no se realizaron las medidas generales de descontaminación, o si algún contacto cercano no fue tratado o tiene contacto con otra personas infectada.

 Consulta a tu dermatólogo ya que será necesario  repetir el tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *