¡¡Doctor, me estoy quedando calva!!

Esta frase es una de las más frecuentes en esta época del año. El efluvio telogénico es una de las causas más frecuentes de pérdida de cabello, puede ser agudo (<6 semanas) o crónico (>6 semanas). Se trata de un trastorno del ciclo biológico del pelo  en el cual un gran número de cabellos (30%) entran en la fase de reposo y caída (telógena) de forma sincrónica y precipitada, sin respetar el plazo habitual para el crecimiento de nuevos folículos.

El cuero cabelludo tiene aproximadamente 100000 cabellos. En un momento concreto, cada uno de estos folículos pilosos está en un punto de su ciclo biológico, es decir que los cabellos no están sincronizados. Cada cabello se recambia cada 3-5 años y cada unidad folicular realiza unos 10-30 recambios a lo largo de la vida, por lo tanto cada día se pueden perder 100 cabellos, que serán sustituidos progresivamente por nuevos anágenos. En el efluvio pueden llegar a ser 300 o más los cabellos que se perderan cada día.

Ocurre frecuentemente en mujeres entre 30-50 años y es un proceso limitado en el tiempo y reversible.

Existen distintos factores, internos y externos que pueden precipitar la entrada a la fase telógena. Entre los más frecuentes que ocasionan efluvio telogénico agudo: postparto, cirurgía, ingreso hospitalario, infecciones, otoño, luto, estrés emocional, algunos fármacos, dietas de choque… y entre los crónicos: trastornos tiroideos, anemia ferropénica, déficits nutricionales, vejez… Desde que se produce el daño hasta la caída pueden pasar unos 2-3 meses.

A la exploración, el cuero cabelludo suele ser completamente normal, lo que se observa es una pérdida de abundante cabello al cepillarlo o lavarlo. Suele ser más alarmante cuando el cabello es largo y oscuro, porque su presencia será más evidente y se acompaña de una disminución del volumen de la melena.

El 95% de los efluvios telogénicos agudos se resuelven sin tratamiento al cabo de unos meses (puede durar hasta 12 meses), cuando la causa inicial desaparece. Por lo tanto, es importante detectar la causa y eliminarla o corregirla. Además, para favorecer la fase de recrecimiento y preparar el folículo piloso se pueden indicar suplementos vitamínicos y nutricionales y también puede ser beneficioso el uso de lociones, serums o champús que regulen el ciclo capilar y fortalezcan el pelo en el recrecimiento.

En DermikToo disponemos de distintos productos muy útiles para el tratamiento y prevención de la caída del pelo, así como suplementos orales como:

  • Cystiphane capsulas de Biorga.
  • Cysriphane champú anticaída.
  • Lambdapil capsulas de Isdin.
  • Lambdapil loción.
  • Lambdapil champú.

Ven y asesórate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *