¿Granos en la piel que no son acné?

¿De repente te ha cambiado la textura de la cara y se te ha enrojecido la zona de las mejillas?

Probablemente estés teniendo un brote de rosácea.

 

La rosácea es una enfermedad inflamatoria de la piel, frecuente, que tiene un curso crónico y recurrente. Se caracteriza por una reactividad cutánea incrementada con frecuentes episodios de enrojecimiento facial (cuperosis) y suele aparecer en la cara (mejillas, nariz, mentón y frente) pero también puede afectar los párpados y provocar orzuelos.

 

No se conoce bien la causa, pero se cree que en su aparición participan alteraciones del sistema inmune, alteraciones de la barrera cutánea, alteraciones vasculares y del sistema nervioso. También se sabe que tiene un componente hereditario (40%). Puede afectar a cualquier persona, pero es más frecuente en mujeres entre 30-60 años y de piel clara.

 

La piel con rosácea es una piel con tendencia a la cuperosis (enrojecimiento) y en los brotes pueden aparecer pápulas (granitos) o pústulas (granos de pus) y sensación de quemazón o picor en las zonas afectadas.

 

Los factores desencadenantes o agravantes son: alcohol, comidas calientes o picantes, radiación solar, temperaturas extremas, ambientes secos, estrés, ejercicio físico intenso, cosméticos no adecuados, fármacos vasodilatadores, ácaros como el Demodex

 

En cuanto al tratamiento, se deben evitar o minimizar los factores desencadenantes conocidos, también se recomienda usar productos faciales para pieles con rosácea que tienden a ser hipoalergénicos, usar jabones suaves (libres de alcohol) y fotoprotector diario.

Os recomendamos algunos productos específicos para este tipo de piel que encontrareis en Dermiktoo:

 

  • Bálsamo piel deshidratada y enrojecida de 5punto5
  • Rozatrol de Zo Obagi
  • Sensibio H2O de Bioderma
  • Sensibio bb cream Bioderma
  • Serum antiedad antirojeces de Neostrata Ifc
  • Sensifine AR (con o sin spf) de SVR

Estas son algunas recomendaciones para el cuidado, hidratación y protección de pieles con rojeces. Si necesitas un diagnóstico y/o tratamiento a parte de la rutina diaria, pide visita con nuestro equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *