Acné, como prevenir los brotes en este verano

El verano seguro es la mejor época del año para muchos adolescentes; las vacaciones, salir con amigos, tomar el sol y lo mejor, creemos que el sol lo cura todo, entre ellos los granos de acné que hemos tenido durante todo el año y los cuales empeoraron en tiempo de exámenes. 

Y a pesar de que es frecuente escuchar que durante el verano mejora el acné porque la luz del sol «seca» los granos, esto no es del todo cierto. 

 

Osea, el acné durante el verano empeora para algunos pacientes? 

Cierto.  Para aquellos pacientes que tienen acné comedoniano, el tipo de acné de puntos blancos y negros, es frecuente que noten que su acné empeore durante el verano, más aún si tienen la piel grasa o hacen ejercicio, ya que el sudor y la falta de higiene favorecen la aparición de más granos. 

Durante el verano, el calor, la sudoración y la humedad intensifican la producción de sebo en la piel, con lo que, los pacientes que tienen este tipo de acné presentan más brotes.

 

Sin embargo, para aquellos pacientes que tienen un acné inflamatorio, es decir, donde existe mayor número de granos con pus y rojeces (inflamación del folículo) es frecuente que posterior a la exposición solar noten que el acné mejore. 

 

Existen ciertos tipos de acné como el acné comedoniano que empora durante el verano, esto asociado al exceso de sudor, el uso de cremas solares grasas y el no poder utilizar los tratamientos adecuados para el acné que son fotosensibles. 

 

Así que, en pacientes que hacen ejercicio o trabajan en sitios con altas temperaturas el acné empeora?

Esto es cierto. El acné puede empeorar al vestir con prendas sintéticas o ajustadas como las utilizadas para hacer ejercicio, el uso de cascos o gorras que hacen roce en la frente y mejillas o el uso de ropa que no permita la transpiración, lo cual promueve el crecimiento bacteriano. También es frecuente que al trabajar en ambientes muy cálidos y húmedos como lo son las cocinas o sitios con mala ventilación favorezca la aparición de acné por la sobreproducción de grasa facial/corporal y el exceso de sudoración.  

Es por eso que recomendamos que si acudes al gimnasio en esta época o trabajas en sitios con altas temperaturas y mala ventilación, vayas preparado con un cambio de ropa extra para realizar una ducha al finalizar el ejercicio/trabajo. Te recomendamos que utilices jabones antibacterianos para limpiar el exceso de grasa y así prevenir los brotes de acné.

También recomendamos el uso de ropa que absorba el calor y el sudor como lo es el algodón blanco. Y sobre todo, evita tocar las lesiones!!

 

La dieta también es importante? Nuestra alimentación influye en el desarrollo de acné o la mejoría del mismo?

Existe evidencia científica que los alimentos con alto contenido glicémico como lo son los azúcares refinados, harinas refinadas (arroz blanco, bollería) vegetales con almidón (patatas) entre otros, pueden ocasionar brotes de acné. Así que evitar o limitar la cantidad de estos alimentos en tu dieta diaria puede contribuir a la mejoría del acné.

 

Y durante este verano: ¡No olvides aplicar tu crema solar!

No debemos de olvidar el uso de crema solar durante el verano a pesar de tener acné, ya que es absolutamente esencial. Se debe de proteger la piel del daño ocasionado por los rayos UV lo cual puede empeorar la situación y llevar a enfermedades de la piel aún más graves. Además el uso de crema solar nos ayuda a combatir los daños de la contaminación ambiental. 

Recomendamos el uso de cremas solares diseñadas para personas con piel grasa. Estas tienden a ser más ligeras, fluidas o con un toque seco. Se recomienda el uso de cremas con factor de protección solar igual o mayor a 50. Se debe evitar el uso de cremas muy densas o aerosoles ya que son muy grasos y pueden taponar más los folículos.

Si te encuentras bajo algún tratamiento tópico u oral para el acné, debes de visitar a tu dermatólogo para que te aconseje opciones que puedas utilizar durante el verano. Recordar que algunos tratamientos que contienen retinoides, ya sean tópicos u orales o algunos antibióticos orales son fotosensibles y pueden favorecer las quemaduras solares o la aparición de manchas en la piel. 

Recuerda lavar todos los días tu cara por la mañana y noche con jabones que contengan ácido salicílico e hidrata sólo si es necesario. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *