Vuelta al Cole…. Piojos a la vista

Vuelta al Cole…. PIOJOS A LA VISTA

Nuestros niños han vuelto al cole y también pueden venir acompañados de diferentes infecciones ya sean causadas por virus, bacterias, hongos o infestaciones. La más frecuente es la pediculosis o «piojos» debido a su gran capacidad de contagio entre nuestros peques. Y aunque contáramos con una varita mágica para proteger la cabeza de nuestros peques a la hora de ir al cole, la mayoría de las veces es imposible prevenirlo.  

 

A pesar de tomar todas las medidas preventivas a nuestro alcance, como la aplicación del aceite del árbol de té, el uso de fijadores o geles con árbol de té y el uso de coletas en el caso de las niñas, es normal que estos primeros días de colegio los niños vuelvan a sentir esos «picores» en la cabeza, más en la zona posterior de la cabeza, siendo este por general, el primer síntoma de contagio. 

 

Actualmente en la farmacia se puede conseguir un arsenal de productos que contienen diferentes propiedades para matar el parásito, por ejemplo los pediculicidas o tratamientos que paralizan y matan los piojos y liendres, siendo el más conocido la permetrina y piretoides. Estos tratamientos son muy útiles, pero no 100% efectivos. Además, en algunos casos, hay niños que son hipersensibles a estas sustancias, puede persistir picor en el cuero cabelludo hasta 10 días después de su uso ya que causan irritación de la piel. 

 

Otra opción de tratamiento tópico son las siliconas, la más utilizada es la dimeticona. Estas siliconas lo que hacen es cubrir e inmovilizar el piojo, causando asfixia. Este tratamiento tiene la ventaja de ser menos agresivo para la piel de la cabeza y mejor tolerado en los niños. 
 

 
Sin embargo, muchas veces a pesar de hacer estos tratamientos de forma correcta, no siempre se consigue hacer un limpio del 100% y los niños vuelven a re-contagiarse rápidamente. Y en estos casos ¿qué más se puede hacer?  Para esto, contamos con tratamientos  orales como es la ivermectina,  un medicamento derivado de los antibióticos de tipo macrólido, sin actividad antibacteriana pero que produce una inmovilización y parálisis de insectos y parásitos intestinales. 

 

La ivermectina es altamente eficaz en el tratamiento de la pediculosis, sin embargo, se debe de utilizar cuando hay piojos más que lindres. El tratamiento se puede utilizar en pacientes mayores de 2 años de edad y hasta en adultos y se debe de calcular por peso. Si se utiliza combinado con los tratamientos tópicos, se consigue un mejor resultado. Se recomienda que la ivermectina se prescrita por un profesional de la salud, ya sea, un pediatra o dermatólogo pediatra. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *