Fotodepilación facial: todo lo que tienes que saber

La fotodepilación facial es un sistema efectivo para la reducción progresiva y a largo plazo de la cantidad de pelo en zonas no deseadas. Este sistema utiliza un espectro de luz que tiene como diana el pigmento del pelo.

 

La depilación láser facial puede realizarse en el cuello, el mentón, la nariz, el entrecejo, las sienes, el labio superior, las mejillas, las patillas, la nuca y las orejas. En éstas zonas hay que extremar las precauciones y los cuidados , ya que son zonas sensibles y visibles. 

 

Por lo que respecta a las mujeres, éstas buscan acabar con el vello no deseado de la cara y toda la zona del cuello. En ocasiones la presencia de vello facial en ciertas partes de la cara y el cuello,  pueden estar relacionadas por disfunciones a nivel hormonal, pero en algunos casos,  somos nosotros mismos que lo estimulamos  sin darnos cuenta al empezar a depilarlo,  y después de un tiempo tenemos  más vello o por el uso de algunos medicamentos que estimulan el crecimiento de vello facial. 

 

En el caso de los hombres, estos recurren a la fotodepilación médica facial para poder limitar o acabar con el afeitado diario, pero en algunas ocasiones por que tienen algún problema de foliculitis de la barba (inflamación) o pseudofoliculitis (pelos encarnados).

 

La fotodepilación médica tiene como blanco el pigmento del pelo, por lo tanto, un pelo oscuro con una piel blanca es donde el procedimiento es más efectivo. Entre sesión y sesión se puede realizar afeitado de la zona o cortar el cabello al ras de la piel para no incrementar el grosor del mismo. De preferencia, no se debe de realizar una depilación donde se extraiga el pelo desde la raíz (con cera, por ejemplo) ya que perderíamos la raíz del pelo que es la diana del tratamiento. 

 

Para prevenir la aparición de manchas pigmentadas o despigmentadas recomendamos que la fotodepilación se programe en los meses de otoño e invierno, donde no hay o es mínima la exposición solar. Se deberán de programar las sesiones con un espacio de 35-45 días entre cada una. 

 

Con la Fotodepilación Médica conseguimos eliminar una gran cantidad de vello y a su vez,  posibles marcas y granos que se hayan producido con sistemas de depilación anteriores al tratamiento. La depilación definitiva como tal no es posible del todo, ya que no se puede eliminar el 100% de los pelos en una zona tratada, pero podemos definirlo como semipermanente con buenos resultados estéticos.

 

Por este motivo, y para que los resultados sean los esperados, es fundamental que el tratamiento se realice por personal especializado y con la aparatología adecuada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *