De vuelta al cole… Piojos a la vista!!!

pediculus_humanus_capitis_-_d9-01n5335

De vuelta al Cole!!! Se ha terminado el verano y los niños estarán en contacto de nuevo con virus, bacterias, hongos y parásitos. Una infección muy frecuente en escuelas es la pediculosis o piojos en piel cabelluda, los cuales para su contagio y diseminación necesitan un contacto estrecho entre un niño infectado y un niño sano, siendo mayor en lugares donde haya muchos niños.

A continuación te damos las siguientes recomendaciones para prevenir la infección por estos parásitos

CONTACTO CABEZA-CABEZA

cabezas-ninos

La primera recomendación es evitar el contacto cabeza-cabeza. Tenemos que enseñar a los niños a no hacerlo o evitar actividades donde estén en contacto estrecho (lectura, uso compartido de ordenadores/móviles). 

Así mismo se debe evitar compartir sombreros, abrigos, uniformes deportivos, toallas, cepillos y peines, ligas, peinetas, diademas, que hayan estado en contacto con una persona infectada.

El parásito no puede sobrevivir más de 48 hrs fuera de la cabeza y el calor los elimina. Así que se deberá de lavar la ropa, ropa de cama, toallas con agua caliente o ponerlas en bolsas de plástico por 10-14 días. Los peines, cepillos, ligas, diademas y accesorios para el cabello, deberán de sumergirse en agua caliente por 5 a 10 minutos para desinfectarlos. 

Recomendamos también no dormir en la misma cama con una persona infectada, en el caso de hermanos de niños afectados. 

 

COMO DEBO LLEVAR EL PELO

El parásito no tiene predilección por algún tipo de color de pelo o forma, aunque es mucho más frecuente la infección en niñas con el pelo largo y liso. Así que recomendamos que las niñas lleven el pelo a la altura de los hombros y siempre recogido con coletas o trenzas para evitar que el piojo se adhiera al pelo. 

En el caso de los niños, mientras más corto lleven el pelo es menos frecuente que ocurra una infestación. 

El uso de gomina o lacas para el pelo también ayuda para prevenir la infección.

 

EVITAR TRATAMIENTOS INNECESARIOS

Se debe de evitar realizar tratamientos pediculicidas con lociones o champús hasta que se haya establecido el diagnóstico de pediculosis. 

También se debe de evitar el uso de aceites naturales, gasolina o remedios caseros agresivos que pueden causar intoxicaciones en los niños. 

Se debe evitar el uso indescriminado de tratamientos con permetrinas o lindano para evitar resistencias del piojo hacia el tratamiento.

 

EXAMINAR

Si observas que un niño se rasca con mucha frecuencia la piel cabelluda, ojo, puede estar infectado. Aunque algunos niños pueden estar infectados sin presentar ningún síntoma. 

Se debe de ir a la búsqueda tanto de piojos como liendres. Estos últimos son parásitos de color marrón-grisáceo que tienen el tamaño de una semilla de sésamo y que se encuentran muy cerca del cráneo ya que les gusta el calor y la humedad. Las liendres son pequeñas partículas blanquecinas muy semejantes a la caspa, pero que están fuertemente adheridas al pelo. También es frecuente encontrarlas a 1-2 cm de la inserción del pelo en el cráneo. 

En caso de encontrar liendres o piojos se puede iniciar el «wet combing» o cepillado en húmedo, lo cual consiste en aplicar una cantidad considerable de acondicionador durante la ducha e ir cepillando con la liendrera para eliminar cualquier parásito. Esto consigue remover las liendres y piojos sin utilizar productos químicos para matarlos. Es un proceso un poco tardado, se recomienda al menos una hora para limpiar toda la cabeza. Se deberá realizar en 4 ocasiones con 4 días entre cada una. 

Por último, se debe evitar el ausentismo escolar por la infección por piojos, siempre y cuando el niño al salir del colegio sea tratado para prevenir la diseminación del parásito. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *