¿Por qué aparecen los pelos enquistados después de la depilación?

foliculitis depilación

Los  pelos enquistados o pelos encarnados son aquéllos pelos que no pueden atravesar la piel y siguen creciendo debajo de ella. A veces, pueden ir acompañados de inflamación y provocar la aparición de un grano o quiste en la zona afectada.

Esta inflamación, llamada técnicamente foliculitis, es causada por una bacteria que forma parte de la flora bacteriana de la piel y que infecta el folículo piloso.

Las zonas en las que es más frecuente su aparición son la cara, el cuello, las axilas, las ingles y los muslos, debido a que presentan  un mayor número de folículos pilosos y pueden estar sometidas a depilación, afeitado o taponamiento al utilizar ropa muy ajustada.

¿Cómo podemos identificarlo?

El pelo enquistado se observa como la aparición de múltiples granitos de color rojizo, los cuales pueden aumentar de tamaño después de la manipulación traumática o por inflamación excesiva formando un forúnculo o quiste y ocasionando dolor intenso. En ocasiones es posible extraer el contenido de este quiste, obteniendo un pelo de tamaño variable. En caso de que el traumatismo fuera intenso, deja una mancha de color marrón sobre la piel afectada que tarda meses en desaparecer.

¿Podemos evitar la aparición de pelos enquistados?

En la Clínica Dermatológica Dermik, para evitar los efectos adversos que produce el vello enquistado, recomendamos la fotodepilación médica. Con este sistema conseguimos que el vello desaparezca y con él esos molestos síntomas que provoca la foliculitis.

Si no se utiliza esta técnica, también se puede ayudar a prevenir la aparición de estos granitos con las siguientes recomendaciones:

–          Exfoliar la piel al menos tres veces por semana para quitar las células muertas y permitir que el vello salga de la piel.

–          Hidratar la piel para mantenerla suave.

–          Evitar la depilación de cualquier sistema de arrancado del vello.

–          Limpieza de las máquinas de afeitar o los rastrillos con alcohol tanto antes como después de utilizarlos para desinfectarlos.

–          No se recomienda apretar los granitos, ya que puede inflamar más el folículo y puede formar quistes y manchas.

 

En caso de presentar datos de pelos enquistados en una zona, se deberá suspender la depilación o afeitado para dejar descansar esa zona y evitar que la enfermedad se extienda.

¿Se puede tratar la foliculitis?

El tratamiento de la foliculitis estará indicado dependiendo de la extensión. En sitios muy localizados como lo es barba o muslos, se puede utilizar tratamiento tópico con antibióticos, como clindamicina, eritromicina o peróxido de benzoilo. Para zonas más extensas o que esté complicado con forúnculos o quistes en ocasiones es necesario realizar tratamiento con antibióticos orales por períodos prolongados.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *