¿Hacerme la manicura puede afectar mis uñas?

Los nuevos esmaltes para las uñas, así como los productos químicos utilizados para fijarlos o quitarlos, pueden causar daño a las uñas, así como erupciones en otras zonas del cuerpo como cara, cuello y brazos. 

Existen dos tipos de dermatitis ocasionadas por los productos químicos y esmaltes usados en la manicura: alérgica o irritativa.

La dermatitis irritativa es la más frecuente y se produce por la aplicación de grandes concentraciones de químicos que, al entrar en contacto con la piel, pueden irritarla de manera inmediata. Por ejemplo, el uso de acetonas a grandes concentraciones para eliminar el esmalte puede originar eccemas, uñas más delgadas y quebradizas o cambios en el color de las uñas.

En cambio, la dermatitis alérgica por contacto ocurre al aplicar el agente químico por un periodo prolongado de tiempo, que puede variar de meses a años, hasta que se produce la sensibilización a la sustancia causando dermatitis.

Este tipo de reacción alérgica no siempre se produce en la misma zona de la aplicación de la sustancia, sino que puede afectar a zonas más distantes, como párpados, cara, cuello, brazos o piernas. Este tipo de reacción es más frecuente con el uso de sustancias volátiles como las resinas o en trabajadores que utilizan estos químicos de forma repetitiva. Los productos para uñas también contienen algunos de estos alergénicos. Concretamente, podemos encontrar resinas de formaldehído en los esmaltes de uñas.

Estas resinas también se encuentran en tintes de cabello, lo cual puede causar una hipersensibilidad cruzada, es decir, se puede generar sensibilidad por la aplicación de tinte y reaccionar posteriormente con el uso de esmaltes que contengan la misma sustancia.

Los pegamentos utilizados para fijar las uñas de gel, porcelana o acrílicos que contienen metacrilatos también pueden causar alergias. Además, también contienen benzofenonas que se activan utilizando luz ultravioleta (UV).

¿Cómo sé qué me ha producido alergia?

Para establecer el diagnóstico de dermatitis alérgica por contacto a productos químicos utilizados para las uñas, lo más apropiado es realizar las pruebas del parche. Se aplican una serie de sustancias que causan alergia en la piel de la espalda y se dejan por un periodo de 48 hrs. Es necesario que estas pruebas las realice un dermatólogo entrenado en dicha técnica para una correcta interpretación.

En caso de presentar una de estas reacciones alérgicas, aconsejamos suspender de inmediato el uso de estas sustancias, ya que se encuentran presentes también en tintes de pelo o pegamento para uñas.

Una vez identificado la sustancia que produce alergia, se puede sustituir por otras que no la contengan. Los esmaltes que contienen tolueno, sulfonamidas o resinas de formaldehido se deberán cambiar por resinas de poliester “hipoalergénicas” que no ocasionan alergia. Posteriormente, Se debe valorar con un dermatólogo el tratamiento más apropiado para restablecer las uñas a su estado original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *