¿Cómo viven el sol los niños atópicos?

La atopia o dermatitis atópica es una de las enfermedades cutáneas más frecuentes en niños. Puede presentar piel seca, eccemas, costras, piel enrojecida y rascado. En estos niños, la piel no consigue hacer de barrera cutánea con el medio ambiente, lo cual permite el paso de alérgenos y  toxinas.  La dermatitis atópica suele mejorar en verano por el clima y por la irradiación solar, sin embargo en verano los niños atópicos pueden presentar algunas de las siguientes patologías.

Picaduras de mosquito

Las picaduras por mosquito son producidas por una reacción de hipersensibilidad a la saliva del insecto y, en niños atópicos más sensibles, puede llegar a provocar edemas, fiebre y en ocasiones afectación del estado general. En estos niños, recomendamos el uso de repelente de insectos. El insecticida de eficacia mas probada es el DEET, si bien la Academia Americana de Pediatría recomienda no utilizar preparados que contengan DEET a más del 30%  y nunca en lactantes menores de dos meses. El uso de repelentes en la ropa, o pulseras pueden ser medidas adicionales aunque de eficacia poco contrastada.  Una vez se ha producido la picadura, se debe prevenir el rascado, mantener las uñas limpias para evitar una infección y usar cremas con corticoides y antibióticos.

Dermatitis en manos y pies

Esta dermatitis, científicamente eccema dishidrótico, aparece en dedos, palmas o plantas de los pies y suele picar mucho. Se desconoce su causa pero el estrés, la humedad y el cambio climático favorece que aparezca. Recomendamos mantener manos y pies bien ventilados, disminuir el rascado para evitar una sobreinfección y evitar el uso de sustancias irritantes o alérgenos. Se puede tratar con emolientes  de forma regular y cremas de  corticoides tópicos en caso que sea necesario

Dermatitis en codos y rodillas

La dermatitis friccional liquenoide  o también llamada dermatitis primaveral juvenil es una dermatitis que aparece en forma de pequeñas “verrugas” o granitos  blanquecinas o del color de la piel,  en codos, rodillas y a veces en dorso de las manos. Suele aparecer cada año en primavera o verano y por lo general no causan ningún síntoma o un ligero picor. No son contagiosas y su aparición se había relacionado con  la fricción con superficies rugosas como alfombras, arena o juegos infantiles, aunque se desconoce el mecanismo por el que se produce esta erupción característica de los niños atópicos. En caso de picor, se puede utilizar algún corticoide tópico y una hidratación intensa.

2 pensamientos en “¿Cómo viven el sol los niños atópicos?

  1. En la epoca estival muchos niños nos consultan por lesiones acromicas o hipñopigmentadas temiendo sus familiares que se trate de lesiones micoticas. Muchas veces suelen ser consecuencia de lesiones residuales , etc. Que consejo dais a las familias de estos niños?

    • Existen varios diagnósticos de las lesiones hipopigmentadas que son más evidentes en primavera-verano. La mayoría de estas se tratan de eccemas residuales o pitiriasis alba que son eccemas que al resolverse dejan una mácula hipopigmentada en sitios fotoexpuestos. Es cierto que también se tienen que descartar infecciones micóticas en el verano y lesiones residuales. Nuestras recomendaciones es incrementar la hidratación de la piel mediante cremas hidratantes y aplicación de cremas solares con un factor de protección 30-50, la mayoría de ellas resuelven en otoño-invierno.

Responder a bupropion Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *