Novedades terapéuticas para alopecia, rosácea y psoriasis

La 73º Reunión Anual de la Academia Americana de Dermatología, en la que  participó la Dra. Eulalia Baselga de la Clínica Dermik, ofreció novedades terapéuticas en distintas patologías dermatológicas como la alopecia, la rosácea y la psoriasis

Los pasados días 20 al 24 de marzo del 2015, se celebró en San Francisco, California, la 73º Reunión Anual de la Academia Americana de Dermatología, uno de los Congresos en Dermatología más importantes a nivel internacional. En él asistieron dermatólogos de todo el mundo para hablar de las últimas novedades en temas relacionados con la Dermatología.

La Dra. Eulalia Baselga, participó activamente en dicho congreso, principalmente en el Simposium de Anomalías Vasculares con el tema “Caras múltiples de las Malformaciones Vasculares”; en la sesión dirigida por ella sobre “Púrpura en la infancia” además de la presentación de casos en dermatología neonatal.

 

En el Congreso, se habló de distintas novedades terapéuticas, entre ellas  del tratamiento de la alopecia areata con Antralina, dando así una nueva fórmula magistral con el redescubrimiento de un tratamiento antiguo. La alopecia areata es una enfermedad común en niños y adultos, donde hay pérdidas localizadas de cabello en forma de placas o “clapas”. La antralina es una sustancia irritativa que al ser aplicada sobre la parte carente de cabello, produce una irritación localizada estimulando el crecimiento del cabello.

Otras de las novedades que se presentaron fueron los resultados del nuevo tratamiento de la rosácea con ivermectina tópica. La ivermectina es un fármaco antiparasitario, que se ha utilizado para el tratamiento de los piojos y que ha demostrado ser eficaz para eliminar demódex, un parásito implicado en la rosácea.

También se habló acerca de la aprobación de dos fármacos biológicos para dos diferentes enfermedades: el Rituximab para Penfigoide ampolloso y un nuevo anticuerpo monoclonal Anti–IL-23A  BI 655066 para la psoriasis.  Los agentes biológicos son fármacos que  inhiben moléculas inflamatorias del cuerpo modificando la respuesta del sistema inmune de forma específica.

El penfigoide ampolloso es una enfermedad que afecta a adultos de edad avanzada, durante la cual aparecen ampollas que afectan brazos, piernas, tronco y en ocasiones la cavidad oral. Por lo general cursan con picor. Esta enfermedad es causada por autoanticuerpos que afectan las proteínas de adhesión en la piel, causando las ampollas. El Rituximab es un anticuerpo monoclonal dirigido contra el antígeno CD20 de los linfocitos B, células importantes del sistema inmune. Hasta la fecha se utilizaba como tratamiento de segunda línea cuando los corticoides fallaban. El uso de este medicamento como primera elección consigue un mejor control de la enfermedad.

La psoriasis es otra enfermedad inflamatoria de la piel, en la cual aparecen placas eritematosas con descamación en piel cabelluda, codos y rodillas, pero puede afectar cualquier parte de la superficie cutánea. Existen múltiples tratamientos para la psoriasis, algunos tópicos y otros sistémicos. Para casos muy extensos y refractarios a los tratamientos convencionales, el uso de anticuerpos monoclonales dirigidos contra las proteínas de señalización  responsables de la aparición de la psoriasis. Este nuevo anticuerpo anti IL 23 consiguió resultados espectaculares tras la primera inyección

 

Si te interesan más temas que se llevaron a cabo, puedes revisar la página de la Academia Americana de Dermatología, la cual tiene una sección especial para pacientes con temas relevantes en Dermatología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *